Sexo en Chamberí

por Carlota Valdés

Tengo que pediros disculpas por lo poco que escribo últimamente, Como tengo novio y no ando zascandileando ya no me pasan cosas graciosas ni quiero despellejar a nadie, mi vida se ha vuelto ‘estable’ con lo bueno y lo malo que ello conlleva. Incluso me he divorciado de mi ex-marido del que llevaba cinco años separada. En realidad, llevo un mes que básicamente trabajo-casa-dormir-follar-comer y poco mas. No es vida esta, sin tiempo para nada..cuando no me estoy peleando con mis hijos, me estalla el calentador, engordo dos kilos o que se yo..No puedo con la vida después de los 40. Así que hoy, que estoy más cansada que cualquier otro día y que es un PLM (puto lunes de mierda) he pensado que sería un buen día para escribir. From lost to the river..total ya..

man-sitting-and-reading-the

Hoy la pregunta es esta que me hago yo misma. Llevaba bastantes años buscando una serie de cosas en un tío y resulta que no las encontraba y cuando las he encontrado (en parte) y las tengo y soy bastante feliz me pregunto si el amor y el sexo son suficientes para que una relación funcione y la respuesta es que creo que no. El amor no es suficiente y el sexo mucho menos. No es que no sea feliz ahora la cuestión es si seré feliz dentro de dos años..Yo siempre tan optimista.

He sido siempre bastante intransigente con la cuestión del nivel cultural de la gente que he tenido a mi lado. Pocos o nadie me han parecido personas interesantes, a las que admirar por algo… (yo tampoco soy ninguna maravilla) Suena ya como de otra era, como de la edad de piedra, pero yo creía que podría encontrar a alguien que leyera a Borges, le gustara Woody Allen, me hablara de la muerte, fuese de izquierdas, ateo, estuviera bueno, follara bien y quisiera a mis hijos…ah y que fuera buena persona, eso siempre...¿y yo qué ofrezco? Pues no mucho. No soy Marie Curie, la verdad. Más bien un desastre de mujer y muy exigente. Luego aprendí que a la gente se la puede valorar por otras cosas que no tenían que ver con los libros: por su alegría, por su optimismo, por su bondad..en suma, por ser buenas personas.

La verdad es que no encontré nada de lo que había en mi “lista ideal”, si no más bien gente que cumplía algunos de esos requisitos pero en ningún caso todos. Como decía mi ex tengo un concepto del amor de película de Disney.

doesnt-like-to-read

Con la persona con la que estoy, que nos queremos mucho y tenemos una relación genial y me trata como una reina, lo que sucede es que no tenemos demasiados intereses en común, no nos gusta hacer lo mismo ni nos va a gustar y eso me hace dudar. No es que yo sea el tipo de persona que vaya leyendo a Kafka por las esquinas pero se que con él nunca voy a poder hablar de la Metamorfosis (probablemente nunca lo haría, pero me consolaría bastante saber que podría hacerlo). Tampoco podré explicarle nunca lo que me pasó este verano al leer La Odisea, o preguntarle cuál es su peli favorita de Billy Wilder. Tuve un novio que cuando le echaba en cara que no le interesaba nada siempre me decía “es que yo soy de ciencias”. Ea. Ya está. Cada vez que le preguntaba qué le gustaba no sabía que decir. En realidad era NADA. A la gente le interesa su trabajo, el deporte (como mucho) y nada. Nada interesa muchísimo.

NewBanner

Cuando empezamos a salir escogí para él como 5 ó 6 libros que le llevé a su casa (todos distintos) pero todos siguen por ahí, de adorno, porque a él no le gusta leer, ni le va a gustar por mucho que esté conmigo. No va a leérselos porque yo se los haya dejado. No es de ese tipo. En consecuencia, dado que no lee, tampoco valorará ni entenderá nada de lo que yo escribo ni jamás me animará a hacerlo ya que no es algo que él pueda apreciar. Como a mi tampoco me interesa una mierda el tenis que a él le gusta.

Me he equivocado tratando de “obligarle” a que le guste lo mismo que a mi, de imponerlo.. La verdad es que tiene todo el derecho a no hacerlo. Pensé que como estábamos enamorados le gustaría leer el libro de amor más bonito, ‘La Tregua’ de Benedetti, pero me equivoqué. Le regalé un cuaderno para que escribiera en los viajes pero pasé por alto que no le gustaba escrbir. En su lugar me corta los kiwis y las fresas con mucho cuidado, me hace zumos de naranja, tostadas con aguacates y la cama por las mañanas y me folla por las noches, además de mil y un detalles que me hacen feliz…¿qué es mejor? ¿eso o poder hablar sobre la Tregua? El útimo tío con el que tuve relación y con el que podía hablar de libros me echó de su casa después de un muy mal polvo…¿qué sacrificar?

La cosa es ¿hasta que punto marca la diferencia haber visto las mismas pelis, oído las mismas canciones, leído los mismos libros, viajado a los mismos sitios? ¿pesa eso en una relación? Si la persona con la que estás te dice que los Doors son una mierda, que la literatura de ficción es una ‘paja mental’ de unos señores.¿pasa algo? Por un lado pienso que no…cada uno que haga lo que le de la gana. Tampoco es cuestión de avasallar, pero por otro pienso que si, que nuestra vida, lo que somos está hecha de los libros y las películas que hemos visto, de las canciones que hemos escuchado los lugares que hemos visto…y todo ese pack somos nosotros.

¿qué pensáis de este tema? ¿quererse es suficiente?

(Visited 44 times, 1 visits today)
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+