Sexo en Chamberí

por Carlota Valdés

Mientras escribo esto estoy tumbada en la hamaca de un “todo incluido”, da igual donde o en que país estoy puesto que todos estos hoteles son iguales en todas partes. Son como un país en si mismos, entre otras cosas porque la gente suele no salir de ellos. Yo llevo tiempo yendo. Por lo menos un par de veces al año caigo en alguno de ellos. Es la única manera que tengo de soportar a mis hijos durante una semana. Si no, tendría que tirar de tranquilizantes….¿y cómo te atreves a ir tu sola con los niños? me preguntan a menudo ¿Cómo me he atrevido a tener a los niños? debería ser la pregunta.

Al principio me encantaron: recuerdo el primero en Mexico; me pareció un lujo asiático pero ahora es mas bien todo lo contrario, una forma masiva de hacer turismo que cada vez me gusta menos.

Y ¿a qué viene la gente a estos sitios? Pues supuestamente a descansar y a que te lo den todo hecho..pero yo sinceramente creo que vienen a 1. a comer 2. a beber

Algunas cosas que me llaman “poderosamente” la atención de esta forma de hacer turismo.

-La gente come como si no hubiera un mañana o como si mañana fuera a estallar la 3º Guerra Mundial…parece que cuando uno llega al todo incluido viene de un campo de concentración o de hacer una dieta muy severa porque si no, no se entiende esa ansiedad por comer pizzas, hamburguesas, tortillas de cinco huevos, torres de tortitas, torres de patatas fritas, torrres de comida, en general…Se da mucho esta estampa en la que estas tu haciendo la cola para coger un misero trozo de pizza para tus niños y va el de delante y de repente va y coge 14 trozos  que va amontonando en su plato..y tu le dices: “oiga señor, que la pizza es para todos” y el te contesta gilipollas en alemán o te empuja.

La gente come como una verdadera cerda, que no es igual que el punto anterior. Me refiero a que como tienen tanta ansiedad por comer y no pueden elegir solo una o dos cosas del buffette entonces lo que hacen es hacerse asquerosos platos combinados en los que mezclan sin orden ni concierto cuantos mas platos mejor. Yo he visto mezclas espeluznantes como churros con sirope de chocolate y al lado un  trozo de tortilla y cosas por el estilo.

Por no hablar de la ansiedad por las tartas, pasteles y sucedáneos por los que ya hay hasta leches y que además están todos malísimos y todos saben a lo mismo o en los de Canarias, en donde los alemantes de ponen ciegos a cava antes de tomarse el café de la mañana.  Pero como es gratis, hay que comérselo todo, engullirlo todo, no dejar nada…

-Dónde esté un buen plato de albóngidas y unas cocretas, que se quite lo demás. La comida extranjera, mejor no tocarla. Esto es algo que me pone especialmente enferma. Si estas en un país extranjero digo yo que lo menos que puedes hacer es probar la comida local, hacer ese pequeño esfuerzo en vez de lanzarte a los primeros macarrones con tomate que veas..Yo he llegado a ver a señoras españolas pidiendo lentejas para los niños en Cuba, que ya les vale. “¿y eso que es?” ” Uyyy eso que asco” o “Que ganas tengo de comerme un chuletón dios mio, de ir a mi báter y de dormir en mi cama” son cosas que yo misma he oído últimamente o en los hoteles o en los aviones.

Mejor no salir del hotel no vaya a ser que nos pase algo. Eso, mejor, no salir y no enterarte de donde estas: da igual en Republica Dominicana, que en Lanzarote, que en Bali…no vaya a ser que te atraquen, te roben o peor aun, te asesinen en el extranjero con el lio  que es después.

-Aunque tengas la playa más increíble al lado, siempre en la piscina…esto ya es que me saca de quicio. ¿pero vamos a ver? ¿para qué te recorres 15.000 km y te gastas una pasta? ¿para no salir del hotel y tirarte el día en una pisicina?? Es que no comprendo como en las hoteles del Caribe, con ese agua, ese color de mar, esos peces..puede la peña estar chupando cloro..grrrr me dan ganas de sacarlos a todos del agua y decirles: “tira pa la playa, tonto del bote o vete a Benidorm ¿no ves que te sale mas barato?”

-Hay que asesinar a todos los animadores…si, esos que cuando estas en medio del libro o durmiendo la siesta te despiertan para que hagas aqua- gym o algo asi  ¿perdona, señor? ¿tengo yo pinta de querer hacer aqua gym o esto es una broma? Aléjate ahora mismo de mi tumbona, y vete a animar a otra parte. Ya vengo animada de casa.

-Los shows nocturnos ponen los pelos de punta…sobre todo ver a los mismos animadores una y otra vez haciendo todos esos bailes frenéticos, obras de teatro sin ningún sentido, imitaciones chungas, mientras la gente aplaude enloquecida y tú piensas que te acabas de caer de un platillo volante.

-La gente encuentra una fascinación especial en comer y beber dentro del agua de las piscinas: Vamos, como si lo lleváramos haciendo toda la vida. ¡Que en el agua no se come! ¿qué necesidad hay? ni qué fuéramos peces…y ya comer hamburguesas dentro del agua, es de traca (juro que lo he visto!!)

-Las tías se arreglan cada noche como si fueran a salir de copas..¿para qué? ¿para cenar en un buffete en el que no paras de levantarte y das más vueltas que un molino para agarrar un trozo de queso?¡ Pero por Dios! No hay cosa más hortera que ver a una de estas tia completamente embutidas  y con tacones de 12 centimetros..Pero a ver: que esto no es crucero. Que aquí no hay cena del capitán..(me muero por ir a un crucero a una de esas cenas del capitán…algún dia lo haré)

-Los cócteles son una guarrada considerable, mezclados sin orden ni concierto y hechos sin ningún cuidado..parece que salen todos del mismo surtidor. Aún así reconozco que yo me entrego a las Piñas Coladas sean como sean, es mi única costumbre en el todo incluido. Me bebo 3 o 4 al día…total: ya lo sabe todo el mundo que el alcohol en vacaciones no sube, se suda todo (o eso dicen) pero aquí me ha pasado una cosa curiosa: yo pido piña colada y es normal que me den una piña colada, pero cuando pido un mojito, me vuelven a dar piña colada y cuando pido un Daiquiri también me dan piña colada..con lo cual me sale la piña (colada o no) por las orejas.

Las limpiadoras lo dan todo haciendo esculturas con las toallas y los pijamas: yo he tenido de todo: cisnes, animales varios con pétalos de rosa, corazones…¿cómo hacen todo eso? y sobre todo ¿dónde lo aprenden? habrá en las escuelas de hostelería del mundo un master en esculturas efímeras con toallas y camisones?

-Todos son siempre “5 estrellas Lujo”..pues no se…yo en algunos de esos de gran lujo, he tenido que matar cucarachas,  pelearme por conseguir un tenedor, ducharme en agua fría o se me ha caído el techo del baño encima..Habría que preguntarnos primero qué es el lujo. Para mi es estar sola en cualquier sitio donde haya una playa bonita.

Y a vosotr@s ¿os gustan los todo incluido? ¿qué pensáis de esto que os cuento?

(Visited 37 times, 1 visits today)
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+