Sexo en Chamberí

por Carlota Valdés

ÉL: ¿Te gusta como beso?
ELLA: Sí pero ¿tienes un kleenex?

viento.jpgMi amiga C. opina que según besan los hombres se puede adivinar cómo van a ser en la cama. La verdad es que al principio pensé que era una tontería pero meditándolo un poco y haciendo repaso de mi vida, he de decir que es bastante verdad. Es mejor esa teoría (que por lo menos se basa en algo) que la mayoría de teorías al trantrán que utilizamos las mujeres que, según vemos a uno ya estamos pensando: “este será malo en la cama” o “este será bueno en la cama” sin basarnos en nada más que en su aspecto, en su reloj o en su trabajo.

El 90% de los hombres besan normal así que son normales en la cama, pero hay unos pocos que se salen de la media, para bien o para mal…y qué sorpresas nos hemos llevado a veces (no digáis que no) con algunos hombres que parece que van a ser la bomba y luego son un bluf y otros que parece que son unos sosunos y luego son discípulos de Kamasutra (ese era un señor que enseñaba sexo en la India ¿no?)

Esta es mi clasificación…

Los que te babean toda la cara (y parte del pelo), de esos mejor huír. Sus madres les deberían haber enseñado a controlar las babas al mismo tiempo que los esfínteres. Esos en la cama son precisamente eso: unos babosos asquerosos.

Los que te meten la lengua hasta el esófago como si quisieran hacerte una Endoscopia. Generalmente los de este tipo tienen además una luengua muy larga y grimosa que parece como una especie de sanguijuela gigante. Esos no se cómo serán en la cama..nunca me he atrevido a probar uno.encadenados.jpg

Los del torno sideral, es decir, aquellos que le dan vueltas sin parar a la lengua como si fuera un torno infernal o un molinillo y entonces te obligan a ti a hacer lo mismo con lo cual eso más que un beso parece una pelea de molinillos histéricos enredados sin orden ni concierto. Esos son unos nerviosos y seguro que son o eyaculadores precoces o inseguros, que viene a ser lo mismo.

Los de la aspiradora son los que cojen tu lengua y la aspiran cual si la Mouse de Solac se tratase. Lo que pasa luego es que de tanta succión te acaban por estirarte la lengua y luego se te queda fatal y de lo larga que se te queda incluso podrías cazar moscas con ella, como las vacas. De esos también hay que huír porque si hacen eso con tu lengua, imagínate lo que harán después con tu pecho (y para eso ya tenemos a los bebés ¿verdad? que ya aportan el efecto sanguijuela que tanto necesitamos en nuestras vidas)

besosbogart.jpgLos secos, es decir, los que que no usan la lengua. Estos son de traca; son los que se deben de pensar que con besitos, arrullos, y picos nosotras ya nos conformamos…Y si, nos conformamos: pero cuando tenemos 7 años! en un momento dado de mi vida me vi diciéndole a un tío que me gustaba bastante :“¿por favor, y la lengua cuándo la sacas? ¿en fin de año y para tu cumpleaños o qué? Y me contestó: “es que me parece una cosa muy íntima y sólo lo hago cuando estoy convencido de que la relación va a más…¿qué te parece si mejor nos acostamos? así puedo saber si merece la pena besarte o no..
 
Los que te muerden…esos piensan que tu boca, dientes e incluso encías son un chuletón de Ávila porque entre mordisco y mordisco te dejan la boca llena de marcas de dientes, que parece que te ha pasado por encima un Pastor Alemán cabreado o que te acabas de hacer la cera en el bigote porque te la dejan hecha un cuadro.

Los que insisten en moverte la cabeza de un lado a otro como si fueras la Niña del Exhorcista o Chuky, el Muñeco Diabólico. Esos se concentran tanto en lo que están haciendo que no saben que hay vértebras, huesos y otras cosillas de interés. En la cama esos no nos interesan nada, porque no queremos morir, básicamente. Y para retorcernos y girarnos, ya tenemos el Yoga.

Los vampiros Los que apenas se detienen en la boca y se te lanzan a la yugular en menos que canta un gallo. Son los que te dejan todo el cuello moradito moradito (ay, qué recuerdos, cuándo ibamos al Instituto con los pañuelos de Snoopy alrededor del cuello para taparnos los morados que nos hacían nuestros novios….) y cuantos más morados te dejaban, más contentos se iban, los pobres. Sabe Dios cómo acabaron todos esos..en Alcalá-Meco, como mínimo

Los que no cierran los ojos y que cuando te besan parece que están pensando en algo que pudieras no ser tú…de estos también me he encontrado alguno “perdona ¿te importaría cerrar los ojos? Respuesta: ¿y cómo sabes que los tengo abiertos? Eso es que tú también los abres ¿no?

¿Qué pensáis de todo esto? ¿según  como te besen de bien o de mal así van a ser en la cama? ¿tenéis algún tipo más que queráis añadir a mi lista?

(Visited 37 times, 1 visits today)
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+