Sexo en Chamberí

por Carlota Valdés

Hay veces que no necesitamos que nos expliquen, que nos hablen, que nos cuenten su vida, ni a qué colegio fueron ni qué libros han leído. Hay pequeños gestos cotidianos que definen muy bien a las personas y según hagan ciertas cosas o no, van al saco de “los me valen” o al saco de los “los no me valen” o como yo decía cuando cambiaba cromos “sipi” y “nopi”.

Para mi, las personas (concretamente los hombres) se pueden dividir en grupos, por ejemplo:

-Los que llevan el coche limpio y los que no. (Yo me quedo con los del coche guarro claro, aquel que para sentarte, tienes que levantar toneladas de papeles, ropa, cds y artefactos varios. Desconfío de un hombre que no tenga el interior del coche hecho una porquería y no hay nada que me escame más que un coche perfectamente limpio por dentro y por fera…lagarto, lagarto.

Los que llevan reloj y los que no: Yo soy de los no reloj (cuando un hombre está conmigo no necesita saber nada de horas..¿para qué? si total las horas le van a parecer minutos y no le va a hacer falta). Además llevar reloj el signo de persona medianamente organizada. Nopi.

Los que bailan y los que no: Yo soy de los que no. No me apetece nada ver a un hombre con el que me acuesto bailando al son de ninguna música. Lo prefiero delante de la barra como debe ser. los tíos bailongos me hacen salir corriendo. Nopi. Ni George Cooney baila, ni Cary Grant bailaba ni hay ninguna necesidad de hacer nada de eso.

Los que beben coca-cola y los que no. Nopi también. Si quedo con un hombre y pide en un bar una coca-cola me dará la sensación que está malo del estómago.¿Qué viene después pedir un Almax? Más aún si come algo rico con coca-cola. En ese caso me dan ganas de tirarle al suelo lo rico y dejarle con la coca-cola.

-Los que entienden de vinos y los que reconocen que no tienen ni idea. Me quedo con los segundos. Me parece enternecedor que un hombre me tienda una carta de vinos y me diga “elige tú. Yo no tengo ni idea”. Ser hombre y tener que entender de vinos es todo uno. Y esos que después se lo beben como si estuvieran aireando un veneno, dándoles vueltas y lo huelen veinte mil veces., y lo miran arriba y lo miran abajo.. ufff quita, quita.

-Los que tienen sentido del humor y los que no.En realidad el sentido del humor es como lo del sexo, todo el mundo afirma que lo tiene y en grandes cantidades cuando la realidad es que muy poquita gente puede alardear de ello. No es contar chistes ni bromas, ni resultar gracioso..no va de eso. Va de ser capaz de reirse de uno mismo y cuando peor estás además.

-Los que cocinan y los que no: Sipi.  Porque me encanta comer y nunca he tenido la suerte de que nadie cocinara para mi. No hay nada más sexy que un hombre entre fogones (perdón entre vitrocerámicas) ,que lo haga todo él, hasta poner la mesa. Por cocinar entiendo hacer algo más que freír un filete o saber meter una pizza congelada en el horno. Yo quiero alguien que me haga reír, me haga el amor y después me haga el desayuno, pero no cualquier desayuno.

-Los que se preocupan excesivamente de su aspecto y los que no. Nopi. Metrosexualidades las justas…el único cosmético masculino que acepto en mi baño son condones, gel de baño y pasta de dientes. No hace falta más.

-Los que tienen moto y los que no. A mi me gustan los de las motos. Ya conocéis de sobra mis pequeñas debilidades. Los moteros son distintos a los no moteros. Un tío feo en moto es mucho más guapo que un tío feo en coche, que le vamos a hacer. Es así.

-Los que se preocupan en exceso por el dinero y los que no: no soporto a los Spider-Man (es decir los hombres-araña) Es lo que más nerviosa me pone. Los que están contando los dineritos o que cuando les traen la cuenta, hacen el típico comentario fuera de lugar de “qué caro”.  Una cuenta no se mira. Se paga y ya. Para qué la vas a mirar si ya no hay remedio. Por mirarla y escudriñarla no vas a conseguir pagar menos. En los tiempos que corren yo prefiero pagar a medias, pero claro, si me faltan 10 euros (como me pasó hace poco) no me gusta que me digan “te los pongo yo y ya me los das el próximo día” ¿perdona? ¿estamos hablando de 10 pavos? Pónlos y cállate ¿no? O por ejemplo cuando quedas para ir al cine y estáis esperando la cola y él te coge los 7 leuros de la entrada en vez de pagarlo todo. A ese ni ajo.

Los que te sirven la comida y  el vino y los que no: Yo recuerdo estas comidas con mi ex en las que él se ponía el vino a sí mismo, mientas mi copa se había quedado vacía hacía 10 minutos (¿necesitaría quizás una operación de cataratas?). Me encanta estar en un restaurante o en casa y que me sirvan la comida, sobre todo si me la he currado yo. Eso que se llama, ser atento ¿no?  Pues bien quedan tan poquitos “hombres atentos” que pronto les van a encerrar en una jaula del Zoo para que les admiremos y cuando esos hombres mueran, saldrán en el Telediario, como cuando murió Chu-lin

Los que comen fruta y los que no: A los hombres nunca o casi nunca les gusta la fruta. Vamos, yo en la vida he visto a un hombre pelando una mandarina ni comiendo un kiwi con una cucharilla. ¿os imagináis? ¿y cociendo una lombarda? Pues eso, que los hombres no comen fruta, niverdura. No les gusta y además, no les pega. Así que los que comen fruta son raros, muy raros.

Los que llevan jersey y los que no: hay hombres que nunca llevan jerseys..son los que suelen llevar reloj y el coche limpio. Y también son los que suelen beber coca-cola, comen fruta y no tienen sentido del humor. Luego, los hombres que no llevan jersey, no tienen sentido del humor.

Los que hacen deporte y los que no. En este caso, y aunque sabéis que lo odio, me gustan más los que sí, porque los otros están gordos.

Entonces, mi hombre perfecto, a modo resumen sería uno que: no lleve reloj, no beba coca-cola, tenga moto, no baile, no entienda de vinos, que cocine, que sea despreocupado con el dinero, que no se cuide pero que haga deporte y que me sirva la comida??? mmm qué hombre más raro.

¿Se os ocurre algo más? Seguro que sí..

** No os perdáis el ANTIBLOG,  si queréis ver a Carlota vestida por su hijo

(Visited 31 times, 1 visits today)
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+