Sexo en Chamberí

por Carlota Valdés

Este post iba a ir sobre otra cosa, pero es que ayer estaba con mi amiga V. y empezamos a hablar de tíos y de sexo (para variar)  mientras comíamos tortilla  y bebíamos cerveza como si no hubiera un mañana y no se cómo empezamos a hablar de los tíos,y después de media hora-tres cuartos poniéndoles a caldo, acabamos hablando de los hombres y el romanticismo, un binomio francamente improbable, más o menos como el agua y el aceite (y menos mal) Porque ¿qué es un hombre romántico si no un gay o un hombre con un problema muy grave?

Me imagino que un hombre romántico es ese que te tiene en palmitas, te regala flores, te manda sms bonitos, reserva  hoteles por sorpresa,  organiza viajes inesperados,te lleva a sitios a ver el atardecer, a acantilados, faros y cosas de ese estilo..o esos que se quedan embobados mirándote a los ojos con cara de cordero degollado o los que te llaman “cielo” “amor” “vida mía” o “linda flor”..a mi ese tipo de tío ufffff me da ganas de salir corriendo, por expresarme un poco finamente. El babosismo y los hombres blanditos como una nube de fresa es algo que me pone mala, quizá porque nunca lo he vivido.

Aún recuerdo cuando fui a Venecia hace unos años y yo le decía a D. “Qué bonitas las góndolas, cómo me gustaría ir en una” …a los cinco minutos “es que me gustaría tanto ir en góndola..mira que bonitas”…” a lo mejor no volvemos nunca a Venecia y me gustaría tanto ir en góndola” y a la hora: ¿es que no me vas a montar en la puta góndola??? ….Al final me montó en un Vaporetto petado de turistas.

O que cuando es tu cumpleaños te preguntan “¿qué quieres?” y a ti te gustaría responder “lo que quiero es que te recorras medio Madrid buscando un regalo que me deje muerta. eso es lo que quiero” pero al final acabas dándole una puñetera lista de regalos que tú misma te podrías haber comprado. Por no hablar de esos que regalan cheques-regalo o que -atención-: dan dinero!!! Conozco un caso en que cuando llegaba el día del cumpleaños de la mujer, el marido sacaba 100 euros de la cartera y le decía “toma, chata, para que te compres lo que quieras”. Yo a ese directamente lo hubiera metido en la Thermomix velocidad super 1000, para que no quedase nada de él.

¿y qué me decís de los que directamente no regalan NADA? si, esos que tienen tantísimo trabajo que no son capaces de comprar ni un regalo y te dicen cosas del tipo: “….tú cuando veas algo que te gusta ya me lo dices y yo te lo compro OK?” Esos ya no son de Thermomix, son de picadora. ¿Y  los que regalan Thermomixes?

Aún recuerdo un regalo estelar de Reyes que me hicieron que fueron dos libros: “Manualidades para hacer con pajitas” y “Manualidades con pasta de papel” Y , si, ya lo se, que una se tiene que adaptar a las diferentes fases del amor pero es que a veces dan ganas de prenderle fuego al Libro de Familia e irse a Barajas en un tren-bala.

O por ejemplo esas parejas que se casan y tu preguntas:  fulanita: ¿y cómo te lo pidió? y van y te narran: “no me lo pidió..lo decidimos un día comiendo en un Burguer” pero, por Dios, que eso no se decide, se pide!! y aser posible de rodilllas y con un diamante de por medio. Porque si ni siquiera convertimos en especiales esos momentos estelares de nuestra vida ¿qué nos queda ya? hagamos que todo sea un poco bonito, por favor.

Y claro, a todas nos gusta que nos manden flores al trabajo, pero no nos engañemos, no es por las flores (y ellos lo saben perfectamente) es para dar envidia a las compañeras de trabajo (y cuánto más grande es el ramo y más caras las flores, más envidia da).

Pero a mi una de las cosas que más románticas me parece, a parte de las sorpresas y todo lo que ya resulta un poco obvio es que me dediquen los libros, las cosas escritas, pero por ahora, nunca lo he conseguido. También me parece bonito que me saquen fotos sin que me de cuenta (no se porque digo que me parece bonito, porque nunca me ha pasado) Porque para que un tío haga eso, ya tiene que estar en una especie de locura mental transitoria o drogado…algo les pasa con las cámaras de fotos.

Pero lo cierto es que en realidad, y salvando momentos puntuales a mi me suelen gustar los tíos bordes y ariscos que me traten un poco mal. Por tratar mal no me refiero a maltratar sino esos que parezca que pasan de todo o que están de vuelta de todo o que no te prestan la más mínima atención. Y siempre (siempre) me fijo en ese tipo de tíos. Un borde nunca jamás de la vida te dirá que estás guapa, ni que le gusta algo de lo que llevas, ni te preguntará el color de tu pintauñas mientras te acaricia los deditos. Tampoco te acompañará a comprar ropa ni le importará lo más mínimo lo que lleves puesto. 

Alguien me dijo hace poco una frase que define muy bien el caracter masculino: “La que está buena, está  buena y da igual lo que se ponga porque todo le queda bien” ¿qué pensáis de esta frase? Yo la traduzco de la siguiente manera: “mientras una tía tenga una buenas tetas y un buen culo, por nosotros como si lleva un saco de patatas encima”.

Pero ojo, que borde, no significa maleducado, sino alguien que simplemente no parezca hacerte demasiado caso. Este es un buen tema para otro post. ¿por qué a todos ( hombres y mujeres) nos gustan las personas cuando no nos hacen caso? ¿por qué las que nos hacen caso siempre son un rollo ? ¿Por qué el ABC de las relaciones de pareja dice que cuando quieres atraer a alguien es mejor NO hacerle caso? ¿es que somos masoquistas? ¿pero no se trataba de pasarlo bien?

Demasiadas preguntas para ser primero de mes..

Y vosotras ¿cómo los preferís? ¿bordes o babosos? ¿creéis que hay término medio? ¿cuál es el momento más “romántico “que habéis vivido?

 

(Visited 27 times, 1 visits today)
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+