Sexo en Chamberí

por Carlota Valdés

Las mujeres tenemos la curiosa habilidad de cargarnos las relaciones a base de machacar al contrario y de ser pesadas hasta la extenuación, de pedir a los tíos que están a nuestro lado que solucionen todos nuestros problemas vitales cuando es a nosotras a las que nos corresponde solucionar nuestras vidas. Queremos no ya príncipes azules sino esclavos que respondan a todos y cada uno de nuestros deseos, aspiraciones y requerimientos…y ay de quien no los cumpla porque probablemente acabará en el cubo de la basura, en el apartado de los bloqueados del whatsap, siendo pasto de las bromas más crueles con nuestras amigas. Queremos que nos quieran pero luego no nos dejamos querer y nos revolvemos como perras que tuvieran la rabia.

c1ec9eead55e42f752cddb0522f8ca53

Los pobres no saben que a nosotras no nos basta con que nos quieran, si no que hay que querernos como nosotras queremos, no basta con que nos follen, si no que hay que follarnos como nosotras queremos, no basta con que vayan al cine o que sepan de libros si no que tienen que gustarles los mismos libros y las mismas películas. Somos unas psicóticas, que a veces merecemos lo que nos pasa, esto es, que nos manden a la mierda. Porque a veces, somos tan insoportables que hasta nosotras mismas nos dejaríamos abandonadas en una gasolinera de Kansas un agosto a las 3 de la tarde.

Yo nunca quise cambiar a nadie de la gente con la que he estado; más bien les machaqué por no ser lo que yo necesitaba en cada momento de mi vida. No me valía ni la compañía ni el sexo ni siquiera el amor..he sido una auténtica killer sin darme cuenta de que la culpa era mía y nada más que mía por reincidir una y otra vez con un mismo tipo de hombre, el impresentable o el cutre, el chulo…todos guapos, eso sí..eso que no falte. El cutre, el impresentable o el chulo ya lo eran cuando yo les conocí, así que si yo les quise así, será mi problema. El problema es que siempre quise que el cutre me diera caviar, el chulo me tratase como una reina, en zote acabara leyendo a Kafka y el impresentable me quisiera para algo más que para follar y claro, me daba contra un muro una y otra vez. Es como cuando te pones ciega de cocido y luego te quejas de que te dan gases…¿y qué quieres? Ya sabes lo que hay con los garbanzos..

veronica lake

Cuando cambiaba el modelo y apostaba por otro, como por ejemplo el hombre sensible y culto, al que se puede admirar por algo, resultaba primero que era difícilisimo de encontrar (de esos hay cinco) y luego resultaba que no sabía follar así que en general siempre preferí a los cutres e impresentables o chulescos, que siempre son más mejores en la cama porque no dedican tiempo a nada más y toda la sangre se les va a la polla…y así en un círculo vicioso que pocas o ninguna vez se rompía. A veces pienso que he sido mala e incluso a veces cruel. Pero también lo han sido conmigo asi que estamos en paz.

Hace poco uno que me sufrió bastante me dijo que era una mujer fatal. Yo a las mujeres fatales siempre me las imagino con melenas con ondas al agua, fumando en boquilla y con trajes de noche como Gilda..Pero también hay mini mujeres fatales, zorras malas vestidas con vaqueros y botitas que van en metro con caras de mosquitas muertas, como las de la canción de Burning. Yo creo que en suma si he sido una mujer fatal, pero una mujer fatal con problemas, que es como un chupa-chups que se ha caído al suelo.

-Una vez no quise volver a ver a uno porque era eyaculador precoz. Me recitaba poemas de Baudelaire que me hacían llorar, pero cuando me metía en la cama con él también yo quería llorar ¿fui mala? Preferí el sexo a la conversación y la cultura, que siempre me importaron tanto.

-Otra vez dejé a alguien con el que llevaba mucho tiempo saliendo porque me mentía y cuando paró de mentirme me dijo que quería tener un hijo conmigo.

marlene-dietrich-1349032247_b

-Otra vez no quise volver a ver a uno que insistió en enseñarme una foto de su exnovia la primera vez que nos acostamos y después me llamó por su nombre.

-Otra vez no quise volver a ver a uno al que le propuse pasar un fin de semana entero en la cama y decidió coger el portátil (en la cama) y ponerse a trabajar, mientras yo esperaba que acabara el power point para que me echara uno o varios polvos como era de esperar.

-Muchas veces no quise ver más a mucha gente porque la tenían pequeña ..¿tan raro es? Yo siempre tuve mala suerte con este tema. Peor suerte tuvieron ellos con esas pollas que les cayeron en gracia..

-Algunas veces no quise ver más a gente que me echaba un mal primer polvo.. dicen que luego mejora la cosa, pero yo siempre he sido de primeras impresiones.

-Alguna vez no quise ver más a alguien porque no tenía libros en su casa…ya sabe que todos los libros de todos los tíos están en casas de sus padres metidos en cajas. Habría que preguntarles dónde están los que se han comprado en los últimos años ¿en casa de sus tíos?

-Hubo también veces que descarté a gente porque no los situaba en mi casa.

-A varios porque los cambié por otros que me gustaban más

-A alguno porque me lo comía con patatas y me daban ganas de darle un petit-suisse y echarles una mantita por encima…

-A otro porque me trajo arroz congelado en la primera cena que me hizo y se quejó porque le dediqué un libro y la dedicatoria era de Borges y no mía.

Jean-Harlow-jean-harlow-34533429-1483-2048

-A otro porque me dijo que no podía quedar porque se le iba a perder un chuletón que había sacado del congelador.

-A otro porque después de pasar la primera noche conmigo, se levantó a las 8 y se fue para ir a subir no se qué montaña.

-A un par de ellos porque no me hacían el suficiente caso…(mucho caso)

-A otro par me los cargué por mi afición a discutir por whatsaap

-a uno porque después de pasarle este blog para que lo leyera, me dijo algo así como que yo “tenía más batallas que la II Guerra Mundial….” Y yo le dije que le fuese a llamar puta a su puta madre…no fue textual, pero vamos, algo parecido.

Y otros muchos o esos mismos me dejaron a mi por insoportable, exigente, cansina y quejica…¿Fue mi culpa ser así o simplemente elegí mal….?

Ahora que me encontré a alguien que creo que puede ser para mi me asaltan las dudas de si volveré a tener los mismos comportamientos o el amor me transformará en un ser normal con su increíble poder sobrenatural…¿qué creéis? ¿seré capaz de tener una relación en la que no exija ni pida lo que no puedo darme más que yo misma? Ya lo decía no se qué filósofo que el hombre es un lobo para el hombre y la mujer ya ni te cuento…vamos que nosotros mismos somos nuestros peores enemigos, en el trabajo, en la cama, en la vida, en el amor, delante de los espejos.

Deberíamos conformarnos con lo que la vida nos trae..pero la vida ya se lo podría currar un poco a veces..vamos, digo yo..con lo corta que es, la cabrona.

PD/ No asustarse..no he tenido tantos novios/amantes…muchos de ellos son los mismos..pero quedaba mejor así, como si fueran mil

PD2/ Aquí he puesto fotos de mis mujeres fatales favoritas, Rita Hayworth, Jean Harlow, Marlene Dietrich y Verónica Lake...todas eran luego buenas…no eran tan fatales. Somos bastante peores las mujeres fatales ‘de andar por casa’

(Visited 124 times, 1 visits today)
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+